Espai d’escriptura creativa + Kafeta, divendres 11, 19h

“La que había sido mi mejor amiga me miró con desconcierto. Tragué saliva. Me aterrorizaba lo que pudiera preguntar.
-Pero entonces, quieres convertirte en…?
Las palabras que había aprendido hasta entonces en casa, en la escuela, en la tele, en las canciones, no servían para describir el sentir de mi cuerpo. Un sentir que había estado siempre aquí dentro, pero cuya existencia a duras penas empezaba a aceptar como posible.
Años más tarde, quizás la política me diera alguna pista para aprender a entenderme, a inventarme. Quizás.

Quizás fuera el empezar a pensarnos en plural lo que abría una nueva puerta:
imaginar juntxs todas aquellas palabras que echamos en falta un día.”

I si ens trobem una estona per a jugar amb les paraules i compartir eines creatives amb les que parlar de les nostres vivències de cos i del que ens doni la gana?

Poesia, slam, contes, relats llargs, relats curts, acudits, rap…

Si et ve de gust, no dubtis de portar imatges, propostes, bases instrumentals o qualsevol cosa que se t’acudeixi que et sembli inspiradora.
Hi haurà sofàs, paper, bolígrafs, propostes de jocs d’escriptura creativa i infusions en un ambient que volem que sigui còmode i segur.

Si en comptes de venir a jugar vens a jutjar, o amb actituds racistes, trànsfobes, competitives, lesbófobes, homófobes, masclistes, gordófobes i tota aquesta llarga llista de porqueria que el món ens imposa quotidianament, millor queda’t a casa. Volem sentir-nos a gust per compartir les nostrans històries.

Y després kafeta/xerrada/debat amb Melissa Cardoza:

Este viernes 11 en la Llamborda hemos improvisado una kafeta aprovechando la visita de Melissa Cardoza, una compa que nos hablará desde su activismo feminista y su escritura, sobre la situacón política en Honduras.

Honduras sufrió un golpe de Estado en Junio de 2009 de la oligarquía contando con el apoyo de EE.UU. Desde entonces, de forma cotidiana, se ha sistematizado la usurpación de tierras y bienes naturales por parte del las transnacionales, la militarización del territorio, la paramilitarización de la política, las agresiones de los guardias privados de los terratenientes, los asesinatos selectivos y la represión de los movimientos sociales en un marco de total impunidad. El clima de violencia generalizada ha elevado escandalosamente los femicidios y los crímenes dirigidos contra la comunidad LGTTBI. El patriarcado se cobra sus víctimas a la sombra del despotismo dictatorial.

Las feministas hondureñas se movilizaron desde el primer momento en contra de los golpistas y ahí siguen, día a día, luchando y resistendo. Será interesante descubrir que podemos aprender e intercambiar con una de ellas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.